ahorro-energético-thermor

CONSEJOS PARA PREPARAR TU CASA PARA EL INVIERNO Y AHORRAR ENERGÍA

Una de las tareas que debemos realizar en otoño es la puesta a punto de nuestro hogar para el invierno. Por ello, a continuación os detallamos algunos consejos de cómo preparar vuestra vivienda para disfrutar del máximo confort durante los próximos meses y ahorrar energía.

Instalar un sistema de climatización

Thermor como especialista en soluciones térmicas de agua caliente sanitaria y calefacción ofrece un gran abanico de soluciones que se adaptan a las necesidades de cada usuario y su familia. En Thermor contamos con las nuevas calderas Naema y Logic, o las nuevas bombas de calor Alféas Ai que permiten gestionar desde el móvil la temperatura del agua caliente y calefacción, una función de programación que permite un ahorro energético de más del 20%.

Poner a punto tu sistema de calefacción

La llegada del invierno también requiere poner a punto nuestro sistema de calefacción. Cuando contamos con un circuito de agua hay que realizar siempre un purgado del aire que pueda haber dentro de los radiadores para mejorar su eficiencia. Otro punto a tener en cuenta es realizar siempre un correcto mantenimiento de nuestra caldera para garantizar la seguridad y su buen funcionamiento.

Aislar puertas y ventanas

Ahorrar energía y mantener la vivienda climatizada no es sólo cuestión del sistema de calefacción. Para evitar las filtraciones de aire y evitar la pérdida de energía es importante contar con sistemas de ventanas y puertas que garanticen altos niveles de aislamiento térmico. De esta manera podremos lograr un ahorro energético de más del 50%.

Recuerda no subir demasiado la temperatura

Según recomienda el IDAE (Instituto para la Diversificación del Ahorro y la Energía) la temperatura ideal de calefacción se sitúa entre 19 y 21 grados. Por cada grado que subimos la temperatura de la calefacción, incrementamos un 7% el consumo de energía.

No ventilar más de lo necesario

Ventilar nuestra vivienda es necesario para garantizar la higiene, la calidad del aire que respiramos y evitar su estanqueidad. En invierno, el mejor momento es por la mañana y con 10 minutos es suficiente. Recomendamos ventilar cada estancia por separado y con las puertas cerradas para evitar corrientes de aire así como no ventilar la vivienda durante el mediodía para así aprovechar el momento de más calor y mantener esta temperatura en el hogar.

Por la noche, persianas bajadas

La mejor manera de evitar la pérdida de energía y retener el calor de la calefacción es cerrando las persianas por la noche, de esta manera aumentaremos el aislamiento térmico significativamente.

 

+ información en thermor.es

 




Comentar