Cómo conseguir una cocina más sostenible

Poco a poco, caminamos juntos hacia un futuro más ecológico y sostenible. En este sentido, nosotros como individuos podemos hacer muchas más cosas de las que nos imaginamos. En nuestro día a día, cada acción cuenta, sobre todo en actividades que se desarrollan en el hogar, que es, a parte del vehículo privado, uno de los principales focos de consumo a nivel individual. La cocina, en concreto, es uno de los espacios de mayor consumo. Por este motivo, en esta publicación nos vamos a centrar en cómo conseguir una cocina más sostenible que beneficie tanto a tu bolsillo, como al planeta. 

La clave para ahorrar, tanto dinero como energía, es reducir y reutilizar. Cuando vayamos a comprar, por ejemplo, podemos escoger usar bolsas reutilizables de tela o de plástico grueso y así evitaremos gastar tanto plástico de un solo uso. En esta misma línea, es mucho mejor no utilizar papel film de plástico para conservar los alimentos. En cambio, podemos probar con tapas elásticas de silicona o telas a medida, que reutilizaremos durante mucho más tiempo. 

Otra forma de hacer de nuestra cocina un lugar sostenible es practicando el batch cooking, es decir, dedicándole una mañana o una tarde entera a la cocina para preparar todos los platos de la semana. De esta manera, planificaremos y prepararemos las comidas de toda la semana en un día y esa organización favorecerá el ahorro, ya que compraremos la comida de una manera más ajustada, evitando que sobren alimentos y que caduquen. Para el diseño del menú, elegiremos alimentos que nos sirvan como base principal (arroz, legumbres, vegetales…), y cocinaremos a parte los complementos o aderezos para luego poder hacer las combinaciones ya planificadas: verduras, pescado, sofritos… Hay miles de opciones muy fáciles de encontrar en internet.

Y si queremos ir un paso más allá, la compra a granel o en cooperativas ecológicas, además de beneficiar el comercio local, donde el gasto de distribución es mucho menor, también evita el uso de plásticos no reutilizables y de químicos artificiales para conservar y saborear mejor los alimentos. 

Asimismo, también podemos aprovechar sistemas eficientes de climatización, como la Aerotermia, y confiar en marcas innovadoras como Thermor que nos ayudaran a hacer más confortable y sostenible nuestra cocina y todo nuestro hogar, gracias a utilizar la energía térmica contenida en el aire, una fuente de energía natural, renovable y respetuosa con el medio ambiente. Porque el cuidado del planeta debe empezar por nuestro propio hogar.


También te gustara


Comentar