Decoraciones para una Navidad sostenible

La Navidad está a la vuelta de la esquina y es el momento de decorar tu hogar con espíritu navideño. Es verdad que la Navidad es una época del año de consumo extremo y de exceso, sobre todo, con la comida. Por ello, desde Thermor queremos contribuir a que esta época del año sea un poco más sostenible con estos simples y útiles consejos de decoración.

1. Árbol de Navidad: ¿natural o de plástico?

Hay muchas teorías sobre si se debe comprar cada año un árbol natural o bien uno de plástico que dure más tiempo. Por ello, os queremos explicar los pros y contras de cada opción, de forma que tengamos toda la información posible para decidir qué opción es la más acertada.

El árbol de plástico es muy cómodo porque se puede reutilizar varios años, pero, por el contrario, su transporte aumenta notablemente la huella de carbono al provenir en ocasiones de países lejanos. En cambio, el árbol natural suele ser más sostenible al proceder normalmente de viveros cercanos. Aún así, hay que asegurarse que el árbol natural proviene de viveros pensados especialmente para su comercialización y que no ha sido extraído ilegalmente de los bosques. Además, el árbol natural se puede reciclar convirtiéndolo en leña o astillas para carpintería, mientras que el reciclaje del árbol de plástico genera más CO2 debido a derivados del petróleo.

Para que un árbol artificial sea sostenible debe ser utilizado durante, por lo menos, doce años.

2. Decoraciones “Do It Yourself”

Hay infinidad de ideas para realizar decoraciones de Navidad en casa de forma sostenible. Si no se quiere usar un árbol de navidad natural o de plástico, siempre se puede crear uno DIY para darle un toque personal único, por ejemplo con listones de madera. Para la decoración de éste se pueden realizar bolas de papel con cartulina o retales de tejidos. Y por último, si se quiere decorar el interior del hogar, siempre se pueden recoger ramas y frutos de la naturaleza para dar un toque navideño único.

3. Luces navideñas

Por lo que respecta a las luces, siempre es preferible usar iluminación natural como las velas, una alternativa que proporcionará luz cálida y un toque hogareño al ambiente consiguiendo, además, ahorro energético. Si aún así se prefiere usar luz eléctrica, es recomendable utilizar bombillas de bajo consumo o LED.


También te gustara


Comentar