Consejos Thermor para preparar tu caldera para el invierno

Para tener un hogar eficiente, reducir el consumo de gas y ahorrar en calefacción es esencial realizar un buen mantenimiento de tu caldera una vez al año por un profesional acreditado en el mantenimiento de calderas, incluso si tu caldera parece estar en perfecto estado.

La revisión periódica anual son intervenciones anuales de carácter preventivo que sirven para comprobar el estado, la seguridad y el correcto funcionamiento de la instalación individual de gas y calefacción del hogar, de acuerdo con lo establecido en la normativa legal y técnica aplicable.

El verano es la época del año ideal para realizar el servicio de mantenimiento, ya que hacemos un uso más reducido de ésta y además nos aseguramos de que estará lista para cuando llegue el frío.

Desde Thermor ofrecemos distintos programas de mantenimiento que se adaptan a las necesidades de cada cliente para que la caldera esté siempre a punto.

Descubre nuestros contratos de mantenimiento y extensiones de garantía.

Consejos Thermor para preparar tu caldera para el invierno

Desde Thermor queremos darte algunos consejos para que estéis seguros de que vuestra caldera está preparada para cuando llegue el invierno.

  • Encender el modo calefacción

Lo primero es comprobar que la caldera esté funcionando en modo invierno ya que durante los meses de verano solemos utilizar la caldera en modo ACS (agua caliente sanitaria) y la calefacción está apagada

  • Comprobar la presión del circuito

En modo calefacción la presión de la caldera suele estar alrededor de 1,5 bares. Si la presión baja de 1 bar debemos llenar la caldera con la ayuda de la llave de llenado que se incorpora en la parte inferior de la caldera.

Para saber la presión del sistema deberemos fijarnos en el manómetro que incluye la caldera. Es muy importante que la presión no sobrepase los 2 bares.

  • Preparar los radiadores

Si tu caldera funciona con radiadores es importante comprobar que las llaves de paso estén abiertas y que todos los elementos funcionen correctamente, es decir. Que se calientan de forma uniforme y no hacen ruido. En ese caso, deberemos purgar los radiadores a para garantizar el máximo rendimiento de nuestra instalación.

  • Verificar el termostato

Por último, en el caso de tener termostatos que controlen la temperatura es importante verificar que funcionan correctamente y no padecen ningún problema, algo tan sencillo, como una falta de pilas.

En el caso que la caldera no cumpla alguno de estos requisitos, o ante la duda a la hora de realizar cualquier operación, es importante llamar a un profesional cualificado. En Thermor ponemos a tu disposición nuestro Servicio Técnico Oficial que proporciona asistencia a lo largo de toda la geografía española



Comentar